La voluntad de Leopoldo López (por Daniel Lara)

El Pueblo y lo popular en Latinoamérica han tenido históricamente connotaciones particulares. El Pueblo es la gente, pero puede ser también, de forma más restrictiva, la gente que está conmigo. Popular se puede tomar como todo aquello a favor del pueblo. Y, sometiéndonos a la definición anterior de Pueblo, lo popular puede ser también todo aquello a favor de los que me apoyan. A partir de esto, la Voluntad Popular sería, entonces, la voluntad del pueblo o la voluntad de los que están conmigo y piensan como yo.

Planteadas esas definiciones previas, quizás podría hacerse una aproximación al nuevo   no-partido creado por Leopoldo López: organización bautizada como “Movimiento Voluntad Popular”.

Yo defino a los dirigentes políticos por los partidos en los que militan; pero a los dirigentes, cuando fundan un partido, se les define, además, por el nombre que utilizan. En su nombre una organización define su objetivo. Sólo con su nombre le da a entender al elector, al ciudadano, a los medios y al resto de las fuerzas políticas lo que buscan. Son así los casos del Partido Comunista, Partido Demócrata, Partido Conservador, Movimiento de Izquierda Revolucionaria… En todos esos nombres, más que siglas de distintas interpretaciones, hay una definición filosófica, incluso más que política: usted no esperará de un Partido Comunista posiciones en defensa de la propiedad privada; ni esperará de un Partido Conservador posiciones anti-clericales.

Viendo las cosas de este modo, ¿qué debe esperarse de un movimiento que osa llamarse “Voluntad Popular”? El nombre indica que, quizás, sus fundadores y dirigentes quieran arrogarse el liderazgo de la voluntad del Pueblo; pero igual, en el nombre no se ve la clave.

En el acto de masas realizado en el Forum de Valencia hubo muchísima gente; eso es notable, muy notable. Sin embargo, al escuchar los discursos, el vendaval de consignas escondía un lamentable vacío de ideas, una ausencia completa de proyecto de país. En la voz de cada uno de los que intervenían -en los que había buena fe, pero una casi nula capacidad oratoria o mensaje de profundidad que valga la pena resaltar-  la cacofonía discursiva predominante sólo llevaba a concluir que, frente al “Uh! Ah! Chávez no se va”, la respuesta simplemente será el “Sí se puede”. Es decir, Leopoldo y su Voluntad nos quieren convencer de que sí se puede. Todavía no sabemos qué es lo que podemos, pero la Voluntad Popular nos dice, solemnemente, que sí se puede.

Fracasado el intento de determinar, a través del discurso de los dirigentes de la organización, cuál es la ideología/proyecto/programa, podría uno hacer un nuevo intento de desentrañar esta madeja. Al revisar la dirigencia o los cuadros destacados que participaron en el evento seguramente encontraremos a:

Leopoldo López, Carlos Vecchio, Freddy Guevara, David Smolansky, Fabiola Colmenares, Roberto Smith; esos eran los más visibles. Pero, defendiendo la misma camiseta desde un discreto segundo plano, se encontraban también personajes como Johan Perozo y otros especímenes parecidos. Ante tal mezcolanza de cuadros la sentencia es lapidaria: no es un partido, no es una ONG, no es un pájaro ni es un avión; es un archipiélago de independientes que al no saber quiénes son, no saben a dónde van. Y está claro: el que no sabe a dónde va, no llega a ninguna parte.

Sólo una pequeña frase revela de qué va el cuento: a Vecchio se le salió, en medio de su arenga tumultuaria de altos decibeles, que el objetivo a mediano plazo del MVP era “ser mayoría en la Asamblea Nacional”. ¡Ah caramba! Hubieran empezado por ahí. Eso es una plataforma electoral, una especie de centro de rehabilitación para trashumantes de la política que se autodenominan dirigentes pero que, vaya problema, no dirigen a nadie.

Ante tal situación, sí se puede solucionar el problema. Leopoldo crea un “movimiento”; unos dirigentes que no tienen partido se suman a la caravana y, mágicamente, tenemos el remedio: Leopoldo tiene una organización de la cual no lo botarán; los dirigentes sin pueblo tendrán un techo bajo el cual cobijarse y darles rienda suelta a sus aspiraciones electorales; y los buenos ciudadanos, que sólo participan en política si no la llaman política, tendrán una organización farandulera que les dará mucho circo, mucha consigna, caras bonitas y telegénicas y, lo mejor de todo, un discurso anti político porque, como siempre, los políticos tienen la culpa. Los que los eligieron no, el electorado es inocente.

Ese  mismo discurso anti político lo vendió Chávez en el 98. Consignas sin proyectos nos llevaron a la Venezuela de hoy. ¿Seguiremos en esto, otra vez? ¿Hay que creer en la “buena voluntad” de Leopoldo porque habla bonito, aunque no tenga un proyecto? ¿Se puede confiar en un movimiento político que dice no ser político y que está conformado por expertos en dividir partidos? ¿Se puede confiar en dirigentes que hacen con las organizaciones en las que militan lo mismo que el insecticida: por donde pasan, las arrasan?

Hay más preguntas que respuestas, pero una verdad hace el panorama más lamentable: el chavista de a pie, ese que está agobiado por los apagones y la delincuencia, al ver este desbarajuste solo atina a decir: ¿esos son los que quieren salir de Chávez? Y, al decirlo pone la misma cara de lástima que una persona pensante pone al escuchar a los dirigentes de un partido diciendo que no son un partido, “pero después quizás lo seamos”, casi pidiendo perdón por existir. ¿Se puede?

Creo que no, Leopoldo… Lo siento.

Daniel Lara Farías

Licenciado en Estudios Internacionales de la Universidad Central de Venezuela. Se ha desempeñado en la Asamblea Nacional de Venezuela, en el Instituto Nacional de Aeronáutica Civil y actualmente es consultor de empresas aeronáuticas e instructor en legislación y regulaciones aéreas. Ensayista y articulista de opinión, expresa sus ideas en el blog “La vida desde aquí” (www.lavidadesdeaqui.blogspot.com) desde el año 2006. También es militante de Acción Democrática (AD) y dirigente regional de ese partido en Vargas.

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

11 comentarios to “La voluntad de Leopoldo López (por Daniel Lara)”

  1. Monica Says:

    Fantástico análisis, Me parece muy buena la iniciativa de Leopoldo, pero volvemos a lo mismo mientras no haya objetivos claros planteados, no saldremos de Chávez, pero por lo menos se está empezando a hacer algo. Ojalá se logre hacer algo definitivo, por que de ilusiones no se puede vivir.

    Feliz Navidad a todos.

  2. Alberto Says:

    Estimado Lara,
    El análisis es bueno si se piensa como cierta la interpretración personal y sesgada que hace del concepto POPULAR, allí difiero.
    Luego, ¿Qué tiene de malo que gente variopinta, diversa, pero con pensamientos similares, se agrupen?… No estoy muy claro si vimos el mismo evento, yo vi uno hecho en el Forum de Valencia. Allí vi un proyecto de país, centrado -si entendí bien- en acciones para salir de la pobreza, se dijeron temas vinculados a la proyectos sociales en las comunidades desde una postura clara de centro izquierda, es lo que vi… lo que no vi fue un “Plan para salir de Chavez”, creo no equivocarme al recordar que ese tema no se nombró directamente… Su análisis, con el debido respeto, busca posturas desde la política tradicional antichavista, al no encontrar eso se sintió decepcionado… yo, en cambio, no encontré eso y me animó la propuesta, tener un movimiento social que -si consigue armar ideas de país CON acciones- se convierta en político, me pareció innovador en nuestro país (pero que ha sido exitoso en otros países)… así no habría que “salir de chavez”, porque se le podría ganar, pienso, y se que suena lejos, pero las posturas cortoplacistas de los partidos tradicionales de oposición nos tienen donde estamos… sobre si tienen o no respaldo de la gente, hablar de eso ahora sería solo especular.

  3. Daniel Lara F. Says:

    Mónica: gracias por su comentario,se está empezando a hacer algo, ojalá ese “algo” mejore con el tiempo.
    Alberto: dice “¿Qué tiene de malo que gente variopinta, diversa, pero con pensamientos similares, se agrupen?” No tiene nada de malo, dependiendo de cuales sean esos “pensamientos similares”. Si el “pensamiento similar” es armar una organización con el único fin de montar candidaturas, creo que el destino será triste y fallido al final.
    Lo felicito por haber visto un proyecto de país.Yo no lo ví, y en ningún medio se reflejó el mismo.Lo de una “postura clara de centro-izquierda” me parece extraño leerlo,pero es una muestra de lo enrevesado del planteamiento hecho: en diversos medios se calificó al movimiento como de “centro-derecha” (así lo hizo El Nacional), otros dirán que es de izquierda,otros diran que es de centro, y así, cada quién verá en él algo distinto por una simple razón: porque sus propios creadores/dirigentes no han sabido definirlo. Y con respecto a las “posturas de los partidos políticos tradicionales”, debo decirle que solo se podrá plantear algo diferente si quienes lo hacen son de verdad distintos y con ideas nuevas.A la “política tradicional” no se le puede poner como alternativa la anti-política,porque eso si que es más de lo mismo: llevamos 10 años en eso.Basta revisar un poco la plantilla del MVP para notar quienes pueden decir, de verdad, que son diferentes a los “políticos tradicionales”.Revise ese grupo y se llevará ingratas sorpresas.
    Gracias por sus comentarios.

  4. ;ohan Rodríguez Perozo Says:

    Estoy de acuerdo con la segunda opinión, creo que el artículo està escrito desde el umbral del odio, la envidia
    Y la reticencia por quien hace lo que “yo quisiera hacer, pero mi incapacidad no me lo permite”…
    Como quiera que fui arteramente mencionado, al parecer sólo con el animo de quioen escrib e el artícul
    De descalificar y agredir sin razón ni base alguna, me reservo para escribir una nota màs
    Amplia, con base a la cuartilla de hiel derramada en el artíiculo de marras…

  5. Daniel Lara F. Says:

    Estimado y respetado Johan: el artículo fue escrito, como dice la gaita “Sin rencor”.No tengo nada personal contra ninguno de los dirigentes del MVP,mucho menos contra tí, con quien compartí militancia en la plataforma electoral de Claudio “Renovación”,por allá por el 98.
    Digo esto para que quede claro que no me anima ni la envidia ni el odio, y que prefiero mantener estas discusiones dentro de lo político y no en lo personal, porque no vale la pena caer en eso.
    Lamento si te sientes “arteramente mencionado”,no creo lo mismo,pero de una vez te pido disculpas si eso hice sin querer.Te mencioné porque siento que,al igual que otros dirigentes del MVP,hay un afán por denostar de “los viejos partidos” de la “vieja política” y de los “viejos procedimientos”, como si ustedes hubiesen nacido después del 99,como si nunca militaron en esos partidos de los cuales hoy abjuran.Y,peor aún, como si las acciones que acometen hoy,se diferencian de lo que en el pasado (y en el presente) se hacía en los “partidos tradicionales”: personalismo,ausencia de debate,nula democracia interna,bases programáticas difusas,imposiciones.Y si a eso le sumamos que cualquier crítica o disenso se considera “traición”,”reconcomio”,”envidia”,”guerra sucia”, etc, está claro que los que hoy se lanzan por el tobogan de la “nueva política” (que no es más que antipolítica con otro nombre),padecen de muchos de los defectos de los “viejos dirigentes” de los cuales se quieren diferenciar.
    Espero con interés la nota que prometes en tu comentario.Seguro acá mismo te concederán el derecho a réplica de ley.
    Saludos

  6. Melissa Says:

    Hola David,

    Leo con muchísimo interés tu artículo. Me parece que tu concepción de lo “popular” es bastante aceptable. Lamento que no hayas encontrado muchas cosas en los discursos, o en el plantamiento de país. Pero es igual de válido. Otra cosa: noto con PREOCUPACIÓN la forma cómo te expresas de la gente que nunca ha militado en una organización política. Por mi lado, tengo 24 años, y NUNCA milité en ningún partido, y las ganas las tenía, pero ninguno me gustó, ni me sentí a gusto en ellos (estuve muy de cerca). Sin embargo, lo que ví el 5D en el Forum, más que gustarme, hizo que me percatara de que hay unas 7mil personas que quieren una Venezuela distinta, que capaz tenga que atravesar por un cambio de gobierno, pero lo que importa es el cambio de país. No un cambio de país en el 2012, sino la Venezuela del 2020. En el Fórum vi que hay gente que se agrupa en “redes” y que hace acción social con las uñas, demostrando que la única forma de organizarce que hay no son los Consejos Comunales o patrullas del PSUV. Ví jóvenes profesionales como yo, y vi pueblo. Sí, pueblo. Vi dirigentes como Vecchio, pero también vi uno como Giber Caro (te invito a que conozcas su historia).

    Es inevitable que establezcas comparaciones con cosas anteriores, en fin, nadie descubre el agua tibia. Pero por qué condenar el liderazgo, o la militancia en otros partidos?… el PSUV antes de serlo, fue el MVR, ABP fundado por Ledezma al salirse de AD, PJ un partido que era ONG, UNT fundado por ex adecos, y pare usted de contar… Entonces, te pregunto, qué es más importante: saber de qué tendencia es un Movimiento, o trabajar con el país? No sé tu, pero yo me quedo con la segunda. Te invito a que te acerques a Voluntad Popular, o al trabajo de las Redes… más aún, que le eches un vistazo a las Redes Penintenciarias, que tienen un trabajo formidable con la población más olvidada, esa que no vota.

    Y con respecto a Voluntad Popular, la historia dará su veredicto…

    • Daniel Lara F. Says:

      Melissa:
      No critico ni criticaré jamás a la gente que no milita en partidos.No podría hacerlo porque no es sensato: la mayoría de la gente no milita en partidos ni les interesa militar y eso no tiene nada de malo. Lo que si no veo bien es que se critique a los partidos, se los satanice como responsables de todos nuestros males y se cree una organización antipartidista para “anti-militar”.Y, de paso, prometer que en el futuro “veremos si somos partido o no”.¿Donde esta mi crítica? en la falta de objetivos claros: quieren o no quieren? y, mucho más importante: ¿qué es lo que quieren?
      Fijate tu caso.Dices “NUNCA milité en ningún partido, y las ganas las tenía, pero ninguno me gustó, ni me sentí a gusto en ellos”. Pero…¿no dicen que el MVP no es un partido? me perdonas pero si se comporta como partido, huele a partido, actua como partido ¿no será un partido?. Hay que definirse, en la política, en la vida. En todo.
      Pero algo si te digo: muchas de las iniciativas me parecen positivas.Pero he ahí el problema porque si esas acciones no estan articuladas alrededor de un proyecto claro, no se llegará a nada. Y seentiende que un movimiento político lo primero que debería hacer es trascender.No se. Pienso yo.

  7. Anna Says:

    Estimado Daniel:

    Muy bueno tu punto de vista de lo que es Voluntad Popular. Tienes razón al afirmar que es bastante chocante poseer la “voluntad popular”. Es excesivamente chocante. Tan chocante como decir Acción Democrática (stricto sensu), y tener a la misma dirigencia de hace más de 10 años. Nada democrático. Fíjate, COPEI también es popular, tan popular como el PP de España, y más o menos ha renovado su dirigencia con Luis Ignacio Planas. Entonces, ¿cuál es el delito de toda esa dirigencia en VP y activistas (como se hacen llamar)? ¿No creer en AD, COPEI, PSUV, UNT y PJ? Chequea las últimas encuestas.

    Dices que defines a la dirigencia por el partido en el que militan. Buena esa. Yo también. Criticas a las personas que estaban sentadas en la tarima. Yo no. Es gente joven que viene de heredar un país en donde la dirigencia era de Jurassic Park, y que asumen con responsabilidad el rol histórico que les ha tocado. Por ponerte otro ejemplo de roles, como el mismo Teodoro, que entendió que su rol no es ser el candidato, sino otro: tras bastidores.

    Si la (o tu) meta es salir de Chávez, bien. Esa meta SÍ es antipolítica. Creo que la política del poder por el poder, sin servir y sin acción social, SÍ es antipolítica. Es más, es antisocial. ¿No deberías preguntarte más bien qué ha pasado con los partidos tradicionales y “nuevos” como PJ y UNT, que generan tanto rechazo en la población? ¿Acaso la gente no reclama un modelo nuevo, distinto? Es un ejercicio que vengo haciendo. Eso sí, tuve que salir de la academia y de los libros a ver qué pide la gente.

    Saludos

    • Daniel Lara F. Says:

      Estimada Anna:
      te equivocas cuando dices que Acción Democrática tiene la misma dirigencia de hace 10 años.Una simple revisión en las hemerotecas te sacará de tu error.
      Y te indico además que en AD las actuales autoridades fueron elegidas a través de un proceso interno,conforme a las reglas que rigen la materia desde hace mas de 8 años.Y la dirigencia a nivel nacional,regional y local se ha renovado en cuanto a figuras y procedimientos: las expulsiones como fórmula para resolver disentimientos internos quedaron en el pasado y, te lo digo con conocimiento de causa, no hay una decisión,posición y planteamiento que no se discuta.AD no es el partido de Ramos. No es el partido que se hizo alrededor del carisma o pegada publicitaria de un liderazgo personal.
      Dicho eso te pregunto: ¿Puede decirse lo mismo del MVP? Me gustaría revisar el proceso a través del cual Leopoldo fue elegido dirigente máximo de ese nuevo partido/no-partido, que pretende ser el motor de una “nueva democracia”.
      ¿El delito de la “nueva dirigencia”? Plantear que son diferentes a los partidos existentes y comportarse igual, pero mientras sonríen a las cámaras. Podemos chequear las encuestas, pero podemos chequear tambien los resultados de las regionales y ver donde aportan y como aporta cada partido en este país. Eso es mejor que andar chequeando encuestas.Además, si el MVP no cree en encuestas para escoger candidatos sino en las gloriosas primarias, no creo que sea coherente andar revisando encuestas para decidir en cual partido militar.
      Lo de la dirigencia de Jurassic Park es completamente cierto.Pero la osteoporosis política no solo ataca cuerpos sino tambien a las mentes. eso de pretender dar un discruso bonito y que te aplaudan sin poseer un proyecto de país coherente no es nuevo.Es tan viejo como la política.
      Y creo necesario, indispensable quizás, que revisen bien ustedes a quien tienen en su dirigencia nacional y regional.Te auguro una amarga decepción.Porque ciertos Tiranosaurus y Brontasarius, luego de un interesante lifting político, se pusieron la camisa del MVP y hoy son los más furibundos “anticogollos”.Válgame dios. Eso podría decirlo yo, que fui víctima de cogollos, no ellos, que eran parte del cogollo y hoy se hacen la foto con Leopoldo gritando “si-se-puede!”
      No hablaré mal de Teodoro.Me da cosa con ese señor.
      Mi meta no es salir de Chávez, mi meta es cambiar este país para mejor.Y si, para eso hay que salir del tipo,pero ese no es el fin.
      Si, tienes razón.La gente reclama un modelo distinto.Pero no con respecto a los “partidos tradicionales”,sino a la forma tradicional de hacer política: sin debate,sin autocrítica.A mi del MVP me agrada su afán por hacer cosas, por la acción social.Eso es importantísimo.Pero tarde o temprano tendrán que mojarse, porque así es la política:con impermeables y sonrisas en tv no se cambia un pais.

  8. Leonardo Trechi Says:

    Estimado Daniel:

    Leyendo tu artículo tengo la certeza de que sin duda eres una persona con un amplio conocimiento de las ciencias políticas, de la historia y un excelente uso de la retórica. Sin duda es un artículo que merece la pena ser leído pero con un lamentable proceso de investigación.
    Ante todo quisiera ofrecerte disculpas porque no soy articulista, ni periodista y mucho menos politólogo. Por ende encontrarás en mi escrito algunas fallas.
    Tus afirmaciones parecen ser contundentes y observo con mucha suspicacia como de forma lapidaria arremetes contra el Movimiento Voluntad Popular habiendo Acudido únicamente a su lanzamiento y con la predisposición de ser militante de un partido, al cual respeto por su trayectoria, pero que lamentablemente no supo reinventarse. A Acción Democrática le debemos muchos triunfos pero también muchos fracasos por su lamentable incapacidad de evolución.
    Quizás si te hubieras tomado el tiempo de preguntar ¿cómo se llego a este nombre? Sabrías que la palabra popular se logró luego de someterse precisamente a lo que en otras organizaciones le temen “El voto interno” y no solo el voto de Leopoldo López , David Smolansky o Carlos Vechhio, sino de un nutrido grupo de representantes de todas las regiones agrupados en redes y voluntariado. Vale destacar que dicha opción no fue exactamente por la que yo vote, en cierto punto por alguna de las consideraciones que expones en tu artículo, pero tengo el compromiso de defender la Voluntad de las mayorías y ciertamente, para un mortal como yo, son más importantes las acciones, que un simple nombre.
    Por otra parte expones en tu artículo “Yo defino a los dirigentes políticos por los partidos en los que militan”. Puedo observar que eres dirigente regional de AD en Vargas, preferiría definirte por tu gestión y no haré más comentarios en este respecto porque simplemente desconozco la misma.
    “Leopoldo y su Voluntad nos quieren convencer de que sí se puede” no los queremos convencer estamos absolutamente seguros de ello, como te plantee más arriba, un poco de investigación no caería mal. Te invito a conocer los logros obtenidos en el barrio El Cafetal en El Junquito, te enamorarás del trabajo realizado por las redes populares del sector y el voluntariado, este mismo caso se ve replicado en muchos sectores a nivel nacional. Luego discutiremos si prefieres decirle a la gente que “no se puede”.
    Vi en alguna de tus respuestas a los foristas que habías llegado como la gaita “Sin Rencor” ¿valdría la pena hacer un análisis del uso de la palabra Rencor? Que conjuntamente con el SIN entonces se traduce en “El Rencor de de Daniel” o como crear títulos impactantes para DUMMIES.
    Para no hacer el cuento más largo. Solo te quería felicitar por tu amplio conocimiento de las ciencias políticas, conocimiento de la historia y excelente uso de la retórica.

    Lo único que si considero lamentable es la capacidad investiga del autor, creo que es mejor evaluarla en su próximo artículo.

    • Daniel Lara F. Says:

      Estimado Leonardo:
      Tu respuesta demuestra que estás claro en lo que haces.Te felicito por eso.
      No tiene que haber suspicacia alguna en mi opinión, por el hecho de que milite en un partido no dejo de preocuparme por lo que pasa en el resto del espectro político.Y me parece sano que existan otros partidos y, fijate, me parece necesario que Leopoldo tenga una organización política donde se sienta a gusto, luego de haber pasado por otras dos donde se sentía incomprendido o marginado.
      Los triunfos y fracasos de AD están ahí para quien quiera evaluarlos.Y cualquiera es libre de hacerlo.
      Dices que el nombre se escogió en votación.Imagínate. Con tamaño gesto de democracia interna, me imagino que decidirán también en elecciones la ideología, el proyecto de país, si son de ziquierda, derecha, centro-derecha, arriba y a la izquierda, etc.Sería interesante saber cuales eran las opciones de nombre y muuuuy importante: ¿cuál era el nombre que quería Leopoldo?
      Tienes razón: las acciones son más importantes que el nombre.Definirse es una acción importante. Pero si tu lanzas un partido que no quiere ser partido aunque pretende se le respete como tal…hay una acción un poco dificil de entender.
      Con respecto al “si-se-puede” del que dices que están seguros, te pregunto: ¿de que están seguros? ¿Qué es lo que se puede? Yo por el momento te puedo decir que lo que de verdad no-se-puede es usar ese lema: está registrado por la Polar y es de su exclusivo uso en Venezuela.
      Lo de los títulos impactantes, el rencor, la gaita y los “dummies” no voy a decir nada.Por respeto al debate serio.
      Recibo tus felicitaciones.Gracias.
      Y lo de capacidad investigativa es otra cosa.Este no era un reportaje de investigación: es una opinión basada en, como es obvio, la percepción personal de los hechos.
      Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: