La voluntad de miles de venezolanos (por David Smolansky)

Lo sano de una democracia es, precisamente, respetar las opiniones, discutir las ideas y promover el debate. Amparado en este principio, me veo en la obligación de ejercer un derecho a réplica, contemplado en el código de ética del periodista, después de leer un artículo titulado “La Voluntad de Leopoldo López”.

Hay quienes desprestigian, subestiman  o permanentemente obstaculizan un trabajo        honesto, propositivo y responsable de miles de venezolanos que día a día no renuncian a  construir un mejor país, donde la prosperidad, la tolerancia y la paz sean las definiciones de un pueblo azotado por la violencia y la confrontación en todos los campos.

El Movimiento Voluntad Popular nace de la convicción de que para lograr un cambio es necesario organizar a millones de venezolanos y así, juntos, superar la pobreza en paz y en democracia, donde los derechos sean para todas las personas por igual.

Promovemos el trabajo que debe realizar cada individuo para superarse; creemos en el equilibrio que debe existir entre el Estado y lo privado; y nos inspiramos en un trabajo profundamente social que genere soluciones a los más desposeídos y legitime el liderazgo de abajo hacia arriba.

Creemos en los liderazgos colectivos, donde puedan existir las diferencias. Rechazamos la dirigencia personalista que promueva el caudillismo que tanto daño le ha hecho, no sólo a Venezuela, sino a toda Latinoamérica.

Estamos conscientes que dentro de nuestro nacimiento hay figuras que resaltan más que otras por su trayectoria o conocimiento, pero esto nos inspira a demostrar que con trabajo y liderazgo, sí, liderazgo con gente, es posible el ascenso dentro de las organizaciones que, por cierto, hoy son pocas las que practican la democracia interna como bandera.

En Voluntad Popular no nos da miedo decir que podemos evolucionar hacia un partido político. Quien me conoce y ha trabajado de cerca conmigo en la dirigencia estudiantil, sabe que creo en las instituciones y una de ellas son los partidos políticos independientemente de su tendencia ideológica. Son la base de la democracia. Lo contrario, sería un régimen autocrático.

Sin embargo, ¿cuál es el problema de arrancar como un movimiento social que agrupe a cientos de personas de diferentes sectores, para juntos promover valores y principios que tanta falta le hacen a este país y así nutrir la política?

Creo que es ofensivo tildarnos de “archipiélagos independientes” cuando muchos de los que conformamos este movimiento venimos de las universidades y hemos reconocido que estamos en pleno proceso de formación y crecimiento político. Ser antipolítico hubiese sido no dar el salto a fundar Voluntad Popular o, mucho menos, arriesgar el pellejo por la democracia y la libertad de mi país durante mi paso por la universidad.

¿Cree usted que miles de jóvenes que hacemos vida en Voluntad Popular somos antipolíticos después de exponer la vida en muchas de las protestas estudiantiles para aspirar a un futuro mejor? Es injusto cuando se nos hace esa aseveración, más aún cuando nos ha tocado ser la cara principal de los procesos electorales, espacios típicos de los partidos políticos.

Voluntad Popular se define como un movimiento progresista, de centro, que cree en la intervención del Estado en temas vitales para la sociedad como la educación, la salud y la seguridad. Defiende la propiedad privada, la libertad de culto, la libre inversión y las alianzas de libre mercado que no apabullan al individuo.

¿Cómo tildarnos de “la voluntad de los que están conmigo”? Eso es similar a meter en un mismo saco a todos aquellos que tienen un sentir de accionar democráticamente; o pintar de amarillo a todos los que se identifican con que la justicia debe ser lo primero. Juzgarnos por el nombre es utilizar argumentos sin contenidos. Gracias a Dios que Voluntad Popular está por encima de un nombre y de un hombre.

Las acciones hablarán con el tiempo.

David Smolansky es  periodista, egresado de la UCAB (2004-2009); en sus años de estudiante fue presidente del Centro de Estudiantes de la Escuela de Comunicación Social (2006-2007), miembro del Consejo de Escuela de Comunicación Social (2007-2008), miembro del Consejo Universitario de la UCAB (2008-2009). Trabajó como redactor del diario El Nacional (2007-2008). Actualmente es miembro activo del Movimiento Voluntad Popular.

3 comentarios to “La voluntad de miles de venezolanos (por David Smolansky)”

  1. Javier Sara Says:

    Estoy totalmente de acuerdo con el articulo publicado por david, con el cual comparti luchas desde el sector estudiantil y ahora lo hacemos desde este nuevo movimiento en el cual no solo habemos estudiantes, sino tambien lideres comunitarios, lideres del sector empresarial, laboral, amas de casa, nuevos profesionales, y viejos tambien; todos juntos construyendo una nueva manera de hacer las cosas, buscando el bienestar de todos y no de unos pocos.

    No entiendo de donde sale la afirmacion de que este movimiento es de leopoldo, o de los que estan con el, cuando ya hay presencia en todo el pais, y no solo presencia de activistas, sino presencia de acciones realizadas por lideres activistas y decir que este movimiento es de leopoldo, es como decir que el movimiento estudiantil es de yon goicochea, las personas que dicen eso son simplemente aquellas que fungen como simple mirones de las acciones de quienes juntos que quieren forjar un pais.

  2. Leonardo Trechi Says:

    Excelente David,

    Juzgar sin investigar es el caminos más fácil para aquellos que sólo critican y no aportamn nada positivo.

  3. José G. Sarmiento Says:

    Al inicio del artículo, se afirma que se deben “respetar las opiniones” pero justo en el párrafo siguiente se menciona que hubo una mala intención por parte de la persona que escribió el artículo anterior. Creo que todos opinamos en pro del bienestar del país independientemente de la tendencia política y posturas que se tengan, por lo que David estaría asumiendo la misma actitud que el otro escritor al desprestigiar su comentario. En pocas palabras está diciendo “los que opinan en contra de lo que yo pienso son unos malintencionados”. ¿Qué quiere decir con esto? ¿que son “golpistas”? me suena familiar esa forma de responder. Respecto al Movimiento Voluntad Popular, parece ser un nombre 100% populista y refleja las tendencias izquierdistas de este partido (tal y como todos los partidos en Venezuela). ¿A qué se refiere David al decir que el libre mercado “apabulla” a la gente? Por qué no se lo dice a los ingleses, australianos, neozelandeses (3 de los paises con mas libertades económicas del mundo)… ¿es que acaso ellos están “apabullados”? debe ser por eso que tantos venezolanos se van para esas latitudes. Este partido es mas de lo mismo y mientras no se hagan propuestas que realmente beneficien al ciudadano de a pie y no a los dueños de empresas ineficientes no va a ser posible conquistar espacios importantes en el terreno político.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: